LIVE NATION MODIFICA SUS CONDICIONES COMO CONSECUENCIA DEL COVID-19

Las promotoras de eventos son el engranaje que pone en movimiento los festivales y conciertos. Son las encargadas de poner en contacto nuestros artistas favoritos en un solo lugar a través de acuerdos con éstos o sus representantes. Son quienes a su vez se encargan de verificar que todo salga según lo planeado y organizado. En otras palabras, son quienes se encargan de hacer posible los mejores momentos de nuestras vidas.

Live Nation Entertainment Inc., es una promotora internacional de eventos en vivo que en el año 2019 compró el cincuenta y un porciento (51%) de OCESA. Mundialmente se postula como la tercera promotora de eventos más grande junto con Frontier Touring y AEG Live. Live Nation, realiza más de 23 mil shows anuales y ha alcanzado una venta de 33.2 millones en el año 2013[1].  Actualmente tiene un importante papel en el desarrollo de conciertos y festivales en Colombia puesto que, antes de adquirir la empresa mexicana OCESA, desarrolló más de quinientos (500) espectáculos en el país incluyendo Disney On Ice, Cirque du Solei, Coldplay, Bruno Mars, Madonna y Lady Gaga. Esta nueva unión prometía duplicar el crecimiento del entretenimiento en vivo además de mejorar su calidad.

Desafortudamente esta promesa quedará en solo eso: una promesa. La expansión y permanencia del Covid- 19 no ha permitido que se desarrollen conciertos ni eventos desde el mes de marzo de 2020. Se estima que esto continúe así hasta fin de año. Esta situación no solo ha llevado a que no se desarrollen más conciertos , sino también ha forzado a las promotoras del mundo a cancelar todos los festivales y eventos. Tales cancelaciones han tenido como consecuencia la necesidad de repensar las condiciones que ofrecen las promotoras no sólo a los usuarios de los eventos, sino también a los artistas toda vez que, no se había contemplado un escenario que implicase este número de cancelaciones y tampoco habían contemplado una situación de fuerza mayor como la actual pandemia. A continuación exponemos las modificaciones:

(i) Las garantías disminuirán en un veinte por ciento (20%).
(ii) Los precios de las entradas los establecerá Live Nation a su criterio y estarán sujetos a cambio.

(iii) Sobre el depósito: Los artistas recibirán un depósito del diez por ciento (10%) un mes antes del festival, el saldo restante, se entregará una vez se hagan las deducciones respectivas, al finalizar el concierto.

(iv) Los artistas se verán obligados a promocionar los festivales y conciertos cumpliendo con unos mínimos de publicaciones en sus redes sociales.

(v) Los artistas deberán permitir que su actuación sea filmada para su uso en una transmisión en vivo. No hay claridad si esto se reconocerá con un pago aparte o si esto estará negociado dentro del mismo contrato de promoción.

(vi) La facturación del evento se realizará a cargo de Live Nation a su criterio.

(vii) Live Nation retendrá el 30% de las ventas de merchandise del artista y enviará el setenta por ciento (70%) restante al artista dentro de las dos semanas posteriores al evento. Esto, a título de garantía en caso de cancelación.

(viii) Los gastos relacionados con hospedaje y vuelos deberán ser asumido por el artista en un cien por ciento (100%).

(ix) En relación sobre el patrocinio, este estará a cargo de Live Nation y se prohibirá que el artista marcas distintas en el escenario. La violación de esta clausula sin la autorización previa y por escrito del promotor, dará como resultado una reducción en la tarifa del artista o la eliminación del artista del evento, con cualquier depósito previo al evento devuelto al festival inmediatamente.

(x) El artista deberá contar con un seguro de cancelación incluyendo situaciones tales como mal tiempo o fuerza mayor.

(xi) Cláusula penal sobre cancelación por parte del artista y malas ventas: En el primer escenario deberá pagar dos veces su tarifa inicial a favor del promotor y en el segundo escenario el artista deberá asumir el pago de únicamente el veinticinco por ciento (25%) de su pago original.

(xii) Se incluyeron disposiciones en caso de presentarse fuerza mayor en donde se incluyó una pandemia. En este caso, Live Nation no pagará al artista ningún porcentaje de su tarifa y deberá asumirlo con su seguro.

(xiii) Si Live Nation, ya sea por órdenes del lugar o de cualquier entidad gubernamental, no tiene permitido usar toda la capacidad del lugar, el promotor puede rescindir el acuerdo y el artista reembolsará cualquier cantidad pagada previamente.[2]

Un ejemplo de esta situación fue lo ocurrido con el concierto de David Guetta en Bogotá D.C en el mes de noviembre de 2011 que por no obtener los permisos solicitados por la Alcaldía, se canceló unas horas antes de que se presentara el artista.

Vale la pena aclarar al lector que dichas modificaciones sólo tienen un alcance sobre los eventos realizados con Live Nation. Sin embargo, consideramos que el memorándum elaborado y presentado por Live Nation, podría ser el antecedente de las demás promotoras de eventos, incluidas las que prestan sus servicios en Colombia y que podrían modificar las condiciones entre los protagonistas dentro del mundo del entretenimiento. Tales modificaciones implican un impacto directo frente a los documentos legales suscritos entre managers y artistas, pues deberán ajustarlos de acuerdo con estas nuevas obligaciones pues estas disminuirán las garantías y aumentarán los costos que deben ser asumidos por ambos.

La Firma recomienda que siendo artista o mánager, hagan una revisión sobre estos puntos de tal manera que haya claridad sobre las cargas obligacionales de cada parte.

Para más información no dude contactarnos.

Por: Laura Flórez Asociada de Abello Abogados S.A.S.

 

[1] Sacado de: https://industriamusical.es/panorama-de-las-grandes-promotoras-de-conciertos-a-nivel-mundial/

[2] Sacado de: https://summainferno.com/live-nation-pretende-bajar-pago-a-los-artistas-y-hacer-que-tomen-todos-los-riesgos-tras-una-cancelacion/

×