WIPO PROOF

WIPO PROOF: El nuevo servicio complementario a los sistemas de propiedad intelectual

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) recientemente realizó el lanzamiento de un nuevo servicio dirigido a innovadores y creadores: WIPO PROOF. Según la OMPI, la herramienta está destinada a proporcionar una huella digital de tiempo aplicable a cualquier tipo de archivo, que sirve como prueba de su existencia en una fecha y hora determinadas.

WIPO PROOF se constituye como un complemento, mas no un reemplazo, a los sistemas de propiedad intelectual existentes en los Estados miembros de la Organización, así como de las formas de protección contempladas en la Organización misma. El contenido es lo suficientemente amplio para dejar constancia de todo tipo de creaciones, como lo son secretos empresariales, guiones cinematográficos, partituras, algoritmos de inteligencia artificial, conjuntos de datos, o incluso registros empresariales.

El sistema nace debido a la preocupación de tratar todos los contenidos anteriormente mencionados como “activos intelectuales” que, a pesar de que en algunos casos no puedan protegerse como derechos de propiedad intelectual convencionales, sí permiten dejar prueba y constancia de un activo en cada momento de su creación y desarrollo, de tal manera que se puedan sentar las bases ya sea para su futura protección o para cualquier uso indebido por parte de terceros.

En ese sentido, el servicio cuenta con múltiples usos que van acorde con la creciente tendencia de digitalización de las industrias y la economía. Tal sería el caso de secretos comerciales o industriales o know how en el que se incluyen fórmulas, procesos de fabricación, recetas, listas de clientes, planes de negocios, entre otros, que, si bien se protegen por la ley como información confidencial del empresario, no cuentan con un registro tangible de propiedad intelectual. Por lo tanto, de llegar a un proceso judicial, se puede tener la constancia de la existencia de esa información confidencial en una fecha específica.

En la práctica se trata de un sistema muy sencillo que únicamente requiere del registro de un nombre de usuario al interior de la página web de la OMPI, por medio del cual se pasará a dejar una “huella digital” de los archivos que se quieran proteger. Según la misma Organización, la forma de operación es aquella de un “notario digital” que produce rápidamente una ficha digital o token que, previo el pago de un fee, tiene validez por dos años. Así, por ejemplo, en cuanto a secretos comerciales WIPO PROOF permitiría certificar la existencia de un archivo o datos en una fecha y hora determinadas, o, en el caso de obras creativas, se podrá demostrar su existencia en el momento de la creación.

Cabe aclarar que la OMPI no lee el contenido del archivo ni almacena una copia del mismo sino que, por el contrario, cuenta con un algoritmo seguro y unidireccional que crea una huella digital exclusiva del archivo. El sistema está orientado a otorgar pruebas fidedignas y verificables en caso de controversias y litigios sobre la existencia e integridad del archivo digital y sus derechos de propiedad intelectual conexos.

Teniendo en cuenta que se implementó hace poco, en Colombia aún no se ha presentado el primer caso en el que se aporten pruebas con este medio probatorio, por lo que es aún incierta la aplicación práctica que se le otorgará al WIPO PROOF en el sistema judicial. Valdría la pena ver cómo la Superintendencia de Industria y Comercio, junto con los juzgados pertinentes para el asunto, implementan y armonizan el nuevo sistema de la OMPI con la normativa interna referente a información confidencial y derechos de autor.

 

Escrito por: Sofía Calero.

×