En Colombia se han creado nuevas alternativas de registro como los son las marcas no tradicionales: olfativas, táctiles, sonoras, de posición, animadas y tridimensionales. En los últimos meses se han presentado ante la Superintendencia de Industria y Comercio más solicitudes de registro de marcas tridimensionales que de diseños industriales, ¿Cómo se ve ese conflicto y esas decisiones?

La protección de los diseños industriales

La figura del diseño industrial es bien importante, y muchos de quienes están en ese mundo del diseño no han entendido las ventajas de la protección del diseño. Cuando usted da una forma novedosa a un producto, independientemente de que cumpla o no con unas ventajas funcionales o técnicas, independientemente que se las dé o no,  esa forma novedosa podría ser protegida por ese diseño industrial y se le da una exclusividad de uso.

Esta protección se da al diseñador por un periodo de 10 años y no es renovable e identifica lo ornamental.  Para el registro de diseños industriales se requiere la novedad en el diseño.

Las marcas tridimensionales

Muchos empresarios se han decantado por la protección de la forma como marca, recordemos, que para proteger una forma como marca, pues no se requiere precisamente la novedad, pero sí se requiere la distintividad. En esta solicitudes, la Superintendencia de Industria y Comercio analiza si efectivamente esa forma resulta distintiva, porque permite identificar, al consumidor, que ese producto que está, que tiene esa forma, es de un comerciante y no de otro.

Es ahí en donde la marca tridimensional encuentra su principal dificultad, en efectivamente acreditar que tiene esa distintividad necesaria para lograr un registro marcario.

El registro de marca tridimensional se concede por 10 años renovables e identifica productos y/o servicios.

La distintividad en la marca tridimensional

Inicialmente el empresario puede considerar que el registro de marca tridimensional le da la ventaja del tiempo,  porque efectivamente puede renovar el registro indefinidamente una vez que le haya sido concedido. Pero es muy importante que efectivamente haya distintividad, y la Superintendencia de Industria y Comercio es muy rigurosa en su análisis, para que no haya forma que se parezca mucho a y otra pueda obtener el registro como marca, es decir, se revisa no sea una forma usual, que no sea una apariencia que se utilice normalmente para ese tipo de producto. Es por esto, que muchas marcas tridimensionales no logran ese registro marcario, porque finalmente no acredita que pueden distinguirse de otras.