Protección Del Interés Colectivo En El Marco De La Propiedad Industrial

Los signos distintivos otorgan derechos exclusivos a favor de su titular, ya sea una persona natural o una jurídica. Sin embargo, los signos distintivos van más allá de únicamente salvaguardar intereses individuales, preocupándose también por proteger intereses colectivos, como lo demuestran figuras como las indicaciones geográficas, las marcas colectivas y las marcas de certificación, que otorgan beneficios para aquellos productores que cumplan con ciertas exigencias y condiciones mínimas.

Durante los últimos años, Colombia se ha preocupado por fortalecer su sistema de protección para los productos que tengan un interés colectivo, conforme a las disposiciones comunitarias señaladas en la Decisión Andina 486 del 2000. Esto en virtud de las grandes ventajas de competitividad que trae para los productores en nuevos mercados, la conservación de tradiciones del país y las calidades y características de productos o servicios.

Dada la importancia que resulta de proteger productos de interés colectivo y la competitividad en nuestro país, a continuación, señalaremos algunos rasgos de cada una de estas figuras.

1. Indicaciones geográficas

Las indicaciones geográficas se refieren a la protección de un producto originario de un país, región o lugar determinado, o que se refiere a una zona geográfica determinada, cuya salvaguarda resulta relevante por el reconocimiento o reputación que ha adquirido el producto por el trabajo colectivo de sus productores para mantener su calidad. Son factores determinantes para gozar de esta protección el medio geográfico en el que se produce el producto, los factores naturales (como lo es el clima o el suelo) y los factores humanos (por ejemplo, conocimientos tradicionales).

Productos como el café de Colombia, el bocadillo veleño, el queso Paipa, la achira del Huila y las artesanías de Ráquira son algunos ejemplos de productos que gozan de denominación de origen en nuestro país.

La declaratoria de una indicación geográfica puede ser adelantada de oficio por parte de la oficina nacional competente (que en el caso colombiano corresponde a la Superintendencia de Industria y Comercio –SIC-) así como también puede ser solicitada por los interesados que demuestren un interés legítimo, es decir, aquella persona natural o jurídica, agremiaciones o asociaciones, autoridades de cualquier nivel que se dediquen a la producción, fabricación, extracción o elaboración del producto que se busca que se reconozca como indicación geográfica y que acredite el cumplimiento de calidad, fabricación, lugar, entre otros elementos.

La protección que otorga tiene una vigencia de diez (10) años que pueden ser renovados a solicitud del interesado. Es muy importante que las condiciones que originaron la concesión de la protección se mantengan so pena de perder los derechos derivados de la declaratoria.

Además, la protección de una declaratoria de indicación geográfica les concede a sus titulares ejercer acciones legales contra usos que no garanticen el estándar de calidad y condiciones del producto.

2. Marcas colectivas

Son aquellas que se le concede a una pluralidad de personas jurídicas que tienen en común el producto que ofrecen o el servicio que prestan.

A diferencia de las indicaciones geográficas, para las marcas colectivas no es un requisito indispensable probar el vínculo entre el producto y su origen, ya que no se entiende que la zona geográfica sea la que otorga las características especiales de un producto. Puede inferirse entonces que la indicación geográfica otorga una protección más fuerte, y, por lo tanto, los requisitos para su cumplimiento son más exigentes.

Para conceder una marca colectiva es necesario que los solicitantes hagan parte de una lista de asociación, organización o gremio, y podrá otorgarse la titularidad de la marca colectiva a una sola persona jurídica que los represente a todos.

Las marcas colectivas tendrán una protección por diez (10) años renovables por períodos iguales siempre que continúe el interés de mantener vigente la marca.

Como ejemplo de marcas colectivas tenemos la concedida a la Asociación de artesanos de Chimichagua, del departamento del Cesar, para la marca “Palma estera del Cesar” para alfombras, felpudos, esteras, entre otros (clase 27 de la Clasificación Internacional NIZA).

3. Marcas de certificación

Las marcas de certificación son entendidas como aquellos signos distintivos que tienen como finalidad certificar la calidad o característica de un producto o un servicio en el mercado.

Esto implica que cuando un producto o un servicio cumple con determinados estándares de calidad, conforme a las condiciones señaladas por el titular de la marca, podrá solicitar la certificación que acredita que cumple con las más altas exigencias, lo cual otorga prestigio y reconocimiento.

La marca de certificación puede ser solicitada por empresas o instituciones de derecho privado o público, por organismos estatales, regionales o internacionales. Junto con la solicitud de la marca deberá acompañarse el reglamento del uso de la marca donde consten los productos o servicios que se certificarán por parte del titular, las características que garantiza la marca y el control que ejercerá el titular sobre los titulares de productos o servicios que se certifiquen.

Algunos ejemplos son el Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001, la Marca de Certificación de Calidad Turística, entre otros.

 

En conclusión, Colombia garantiza la protección de productos o servicios de productores o fabricantes que apelan un interés colectivo por medio de tres (3) signos distintivos diferentes que permiten que una asociación o grupo de empresarios esté respaldada por un objetivo común, lo cual permite generar estrategias, abrir nuevos caminos a diferentes mercados, garantizar estándares de calidad de productos o servicios, y así elevar la competitividad y por ende el desarrollo económico en el país.

Es importante que estas figuras sean conocidas por los productores y fabricantes en todos los rincones del país ya que podrán proteger sus productos de diferentes maneras, además de definir sus calidades y llevar los productos o servicios a otro nivel.

Para cualquier duda, contáctenos.

Bibliografía

Decisión 486 de 2000 (WIPO).

H, A. B. (2016). Marcas de certificación en Colombia. Obtenido de Superintendencia de Industria y Comercio: https://www.sic.gov.co/ruta-pi/junio28/marcas-de-certificacion-en-colombia

Jaimes, Y. J. (s.f.). Los signos distintivos y el interés colectivo: Marcas colectivas, de certificación y denominaciones de origen. Obtenido de https://www.sic.gov.co/ruta-pi/septiembre5/los-signos-distintivos-y-el-interes-colectivo-marcas-colectivas-de-certificacion-y-denominaciones-de-origen

Ortiz, C. (2020). Denominación de origen e Indicaciones Geográficas. Bogotá: Fundación Universitaria del Area Andina.

Restrepo, M. C. (22 de abril de 2013). SIC concedió ocho marcas colectivas a diferentes organizaciones de artesanos. Obtenido de Asuntos Legales: https://www.asuntoslegales.com.co/actualidad/sic-concedio-ocho-marcas-colectivas-a-diferentes-organizaciones-de-artesanos-2036978

×